Claves de las rebajas de invierno

Claves de las rebajas de invierno

El interés de los consumidores por adquirir productos rebajados siempre está ahí. A pesar de que las rebajas de invierno llegan después de unas Navidades y un Black Friday muy “agitados”, el usuario aún desea adquirir productos con interesantes descuentos. Incluso, muchos compradores esperan hasta este momento para hacer sus últimos “fichajes”. Está comprobado que en enero se encuentran mejores ofertas en accesorios y complementos de moda, mientras que en febrero es cuando los usuarios pueden acceder a más descuentos en tecnología.

El marketing de rebajas se pone en marcha con estrategias que no pueden faltar en tu campaña.

 

Trucos offline y online

Las rebajas son un ritual de consumo, una tradición con la que muchos usuarios disfrutan.

En este periodo, el marketing se vale de las bajadas de precio como reclamo, pero tiene que ocuparse de muchos más detalles. Aunque la finalidad normalmente es sacar el stock sobrante, por supuesto se busca el objetivo de captar a los clientes con otros valores de marca.

Además de publicitar con antelación que nuestra empresa se va a sumar a las rebajas (en nuestra web, blog, redes sociales o tienda física) y señalar su inicio y su fin, hay una serie de “trucos” típicos en la forma de presentar los precios y los productos:

*Tienda física. En el punto de venta es fundamental una ambientación del establecimiento adecuada. El packaging, la iluminación y el colorido, así como, todo tipo de material promocional o displays, tienen que apuntar a las rebajas. Hay que destacar los productos rebajados y colocarlos “estratégicamente”. Por ejemplo, al poner los productos en pack, la oportunidad de llevarse más cosas por un buen precio es tentadora. También funciona muy bien psicológicamente unificar, poniendo juntos productos de un mismo precio (“todo a 30€”).

Además, en el escaparate siempre hay que exhibir las ofertas más jugosas (60% o 70%), para provocar que el cliente entre en la tienda.

*Online: ya sea en una página específica para la época de rebajas (landing page) o en tu web habitual, los productos rebajados deben mostrarse de forma destacada, siendo esencial que los precios ya aparezcan con los descuentos. Otra táctica interesante que el medio online permite es crear un catálogo cambiante “a contrarreloj” en que unos productos rebajados vayan dejando paso a otros con el paso de las horas. El cliente debe estar atento a los productos con descuento que más le puedan interesar. Esto se puede generar también mediante un SMS enriquecido con una cuenta atrás. Rápido y eficaz.

Además, será realmente útil el retargeting; es decir, recordar al cliente interesado en uno o varios de nuestros productos que, en este momento, con motivo de las rebajas están en oferta.

También, si combinamos el descuento con un envío gratuito, conseguiremos mejores resultados.

Tanto en offline como online, el copy es fundamental en rebajas. Es decir, los textos de carteles o anuncios de promociones tienen que estar orientados a las ventas y a la sensación de urgencia. Hazlo mediante frases como “últimas unidades”, “últimos días”, “rebajas exclusivas”, “a mitad de precio sólo hoy”, etcétera.

Finalmente remarcar que, aunque uses algunos “trucos”, siempre sé honesto con el cliente. Por ejemplo, hay que diferenciar entre rebajas y liquidación, siendo necesario que el etiquetado esté totalmente claro. Asimismo, siempre tenemos que dar facilidades en la devolución del producto.

La meta es un usuario satisfecho que no sólo haga una compra puntual durante las rebajas, sino que vuelva a ti para convertirse en cliente habitual.

 

Deje un comentario

He leído y acepto la política de privacidad de esta web.

Puede consultar toda la información básica en este enlace.

link mobility - Claves de las rebajas de invierno